Exposición - Barcelona Prêt-à-porter 1958-2008

Lunes, 8 Julio, 2013 - 17:30

Medio siglo de industria y moda.
Colección textil Antoni de Montpalau
 
 
El Palau Robert presenta al público, por primera vez, una mirada retrospectiva de los 50 años de la historia reciente de la moda prêt-à-porter en Cataluña. Es en este periodo, de 1958 a 2008, cuando<A[cuando|cuándo]> se lleva a cabo el proceso de implantación y consolidación del diseño y la confección de ropa hecha en serie, "lista para llevar", un fenómeno que dio un nuevo impulso a la industria textil en Cataluña y al cual se sumaron, tanto las grandes casas de alta costura, como<A[como|cómo]> las empresas de confección y de low cost, junto con los pequeños talleres, los creadores y las boutiques.
 
La exposición se estructura a partir del material reunido por la Colección textil Antoni de Montpalau (www.antonidemontpalau.com), una iniciativa sabadellense que se nutre, básicamente, de donaciones, y que tiene como objetivo recopilar y difundir el patrimonio textil y la moda. Es la primera vez que se presentan piezas y vestidos<A[vestidos|trajes]> que reflejan la evolución del gusto<A[gusto|sabor]>, del diseño y de las tendencias en el ámbito de la moda prêt-à-porter a lo largo de estas cinco décadas hasta la actualidad.
 
Concebida como un proceso dinámico y abierto, la exposición se renovará con dos cambios del material textil de la muestra, en octubre de 2013 y en enero de 2014, llegando a exhibirse más de 300 prendas en el transcurso de los nueve meses de duración de la exposición. Estos cambios del material expuesto podrán incorporar también otras marcas i vestidos procedentes de nuevas donaciones que reciba la Colección. La exposición será también un espacio participativo en el que diferentes escuelas de diseño colaborarán en la renovación mensual del gran escaparate de la exposición, ubicado en la entrada del Palau Robert, mostrando los trabajos de diseño y moda de sus alumnos.
 
50 años de moda prêt-à-porter
El inicio del concepto de prêt-à-porter en Catalunya se remonta a los años treinta del siglo XX, cuando algunas casas de costura abrieron secciones de ropa confeccionada siguiendo la tendencia ya iniciada tiempo atrás por los grandes almacenes. En esta época aparecieron también las primeras empresas de confección y de género de punto dedicadas a la indumentaria exterior femenina.
 
Pero no será hasta finales de la década de los años 50 que este nuevo sistema productivo y comercial empezará a consolidarse en Cataluña, impulsado por el movimiento que ya se estaba extendiendo en Europa y América. Es entonces cuando algunos artífices de la alta costura barcelonesa se plantean crear vestidos<A[vestidos|trajes]> en serie; el género de punto y la confección industrial se implican decididamente en el mundo de la moda, y las boutiques empiezan a proliferar, tanto como punto de venta de pequeñas producciones propias, como también para la distribución de las nuevas marcas que van apareciendo en el mercado.
 
Los años 60 marcarán la implantación definitiva del prêt-à-porter catalán, con hitos tan destacados como las convocatorias, en Barcelona, del Salón Nacional de la Confección, que reuniría a todo el sector, tanto de ropa de hombre como de mujer, y la creación del Instituto Nacional de la Moda en el Vestir y del Instituto Nacional Coordinador de la Moda Española, que promovería el grupo Moda del Sol, reuniendo por primera vez a industriales textiles y a confeccionistas en una sola marca de éxito internacional.
 
De forma fluida, desde entonces hasta ahora, irán apareciendo nuevos diseñadores y nuevas marcas, con nombres de gran duración y otros más fugaces, pero intensos. Se sucederán también los diversos salones y desfiles: de la Semana del Algodón, Moda Selección, Moda del Mediterráneo, COME, Compramoda Española y Salón del Prêt-à-Porter, al Gaudí Mujer, Gaudí Novias, Barcelona Fashion Week, Bread and Butter y The Brandery, hasta llegar al actual 080 Barcelona Fashion. A lo largo de todo este periodo, Barcelona catalizará la moda en el Estado español y se convertirá en un punto de referencia internacional, con idas y venidas, encuentros y desacuerdos, éxitos y fracasos.
 
 
Josep Casamartina i Parassols
Comisario de la exposición