Moda 22, un soporte integral para los jóvenes diseñadores

Joy Roset, Moda22
Barcelona Lifestyle
Jueves, 15 Mayo

Nace en Barcelona un proyecto innovador que impulsa a nivel empresarial a los jóvenes diseñadores. Se trata de Moda 22, el primer acelerador de empresas de moda español que ofrece servicios integrales para respaldar las futuras promesas del diseño, que cuentan –en su mayoría- con recursos insuficientes para ser solventes. 

 

Creada hace un mes, Moda 22 es una iniciativa emprendedora impulsada por la joven Joy Roset, que forma parte de la tercera generación de la familia Roset, una firma catalana con más de 40 años de experiencia que quiere compartir todo su bagaje y experiencia con los talentos emergentes de la ciudad. En la actualidad, “El sector está bastante desconectado con las nuevas generaciones y desconoce sus necesidades”, destaca Joy Roset. “Los jóvenes que ahora empiezan tienen muchas dificultades porqué no tienen ni estructura empresarial ni experiencia”, prosigue. “Aquí es cuando intervenimos nosotros para orientar a los creadores a formar su propia empresa ofreciendo los servicios que necesiten para que sólo se tengan que preocupar por diseñar”, concluye.
 

 

Bajo esta inquietud, Moda 22 ofrece a los jóvenes diseñadores la experiencia y los contactos de la familia Roset para que puedan iniciar profesionalmente su aventura en el sector. En este sentido, esta plataforma lanzadera se ocupa de ceder las instalaciones que disponen para acelerar los procesos de producción y fabricación. “Los diseñadores pueden utilizar la maquinaria industrial, los talleres de confección y toda la infraestructura que quieran para producir las prendas de la colección”, matiza Joy Roset. Un camino hacia la emancipación que “evita que muchos tiren la toalla antes de tiempo”, añade.

 

Situada en el barrio de Poblenou de Barcelona, Moda 22 también ofrece servicios de asesoramiento y consultoría personalizada, así como otros servicios más especializados como asesoría laboral, fiscal y contable, estrategias de comunicación y comercialización, e incluso ayudas para la financiación. El target principal de este proyecto son estudiantes que provienen de las escuelas de diseño catalanas y de la plataforma de diseñadores emergentes, MODAFAD.

 

 

Moda 22 también dispone de un espacio co-working donde los diseñadores pueden trabajar juntos creando un pequeño clúster de creatividad dentro de un sector que necesita sangre nueva. En definitiva, se trata de un programa integral que permite que los futuros talentos consigan tirar hacia delante su propia empresa de moda de forma responsable y eficaz.