La historia de la indumentaria al DHUB

Cooltura
Martes, 17 Febrero

El Museu del Disseny de Barcelona abrió puertas en diciembre pasado en la plaza de las Glorias como resultado de la integración de las colecciones del museo de las artes decorativas, de la cerámica, del textil y la indumentaria y el gabinete de artes gráficas. Expone, pues, un vasto archivo permanente que convive con exposiciones temporales que dan vida a este nuevo equipamiento cultural destinado a insuflar dinamismo a esta zona de la ciudad.

 

En moda, destaca la exposición permanente “El cuerpo vestido. Siluetas y moda (1580-2015)” que se pudo visitar en el marco de la 10ª edición del 080 Barcelona Fashion celebrada en julio de 2012 en el Palau de Pedralbes. Ahora está al alcance del público general en el Disseny Hub (DHUB) para aprender cómo ha evolucionado la indumentaria en los últimos siglos en paralelo a los profundos cambios sociales, morales y estéticos. Un recorrido muchas veces sorprendente que incluye más de cien diseños en los que se puede observar cómo el vestido ha servido para marcar la silueta provocando que lo natural deje paso a lo artificial.

 

El vestido cambia las proporciones cuando comprime a base de corsés y cinturones o da volumen con miriñaques y enaguas, jugando con la forma del cuerpo con resultados que varían considerablemente a lo largo de las décadas, y los siglos. La colección permite admirar piezas antiguas como una capa de hombre española de terciopelo de seda bordada en oro del siglo XVI hasta un vestido de novia de inicios del siglo XX confeccionado en Barcelona pasando por diseños más recientes como uno mono de acero de Paco Rabanne de los años 60, un conjunto de chaqueta y pantalón de aires setenteros de Antonio Miró y un vestido con vuelo de La Marthe de los 2000.