Desigual cierra la segunda jornada del 080 Barcelona Fashion

Diseñadores
1 Jul 2015 - 00:00

Desigual ha cerrado la segunda jornada de la pasarela 080 Barcelona Fashion. La firma catalana de proyección internacional ha presentado un avance de su colección femenina para la primavera-verano 2016.
.
La jornada ha empezado por la mañana con Isometric, ganadores en la pasada edición del Premi de la Generalitat de Catalunya al disseny emergent 080 Barcelona Fashion. En esta ocasión, Joan Ros i Jessica Montes han presentado Poncaire, que sigue la línea conceptual iniciada hace seis meses y que en este caso se basa en la topografía del universo a partir de la relación entre formas, espacios y superficies. Así, proponen una colección masculina donde se contraponen los tejidos de sastrería con los tecnológicos, los estampados digitales con los bordados a mano, con el blanco como color que articula la colección y toques de negro, gris y bermellón.
.
Ha seguido Blame Label que se estrenaba en la pasarela 080 Barcelona Fashion con “aureari”. El diseñador Pablo Puig ha presentado una línea con tres colores dominantes: blanco, negro y violeta en un estilo conceptual, con ecos futuristas, que incluía camisas largas y cortas, y pantalones a la rodilla, amplios y baggies.
.
Después ha sido el turno de Lebor Gabala con su propuesta “Urban chic” para la mujer. Con el boho-chic como punto de partida, ha presentado piezas confortables y femeninas en tejidos suaves que se adaptan al cuerpo: punto, algodón lavado y viscosas en tonos que van desde el crudo hasta el verde oscuro pasando por la gama de los pasteles.
.

.
En un estilo totalmente diferente, Txell Miras ha cogido el relevo encima de la pasarela. La diseñadora se inspira en la estética militar para “Disarm”, una colección que descontextualiza elementos militares para presentarlos de una manera innovadora. Los volúmenes exagerados y una gama cromática neutra con tonos como gris, blanco, negro, kaki y azul marino definen su propuesta.
.
TCN ha puesto el punto final a la sesión de desfiles matutina con su colección de moda de baño y home wear. Partiendo del estilo deportivo pero sin olvidarse de la elegancia con un cierto punto retro que la caracteriza, ha subido a la pasarela bikinis con volantes, tops bandeau y cuellos halter así como diseños vaporosos para el día a día.
.

.
Por la tarde, Míriam Ponsa ha mostrado “Arte Pobre Arte Povera”,  basada en el movimiento artístico de los años 60 que recuperaba materiales pobres para la creación artística con el fin de reflexionar sobre el objeto y la forma. Traducido al mundo de la moda, Ponsa nos invita a pensar sobre el modelo de consumo y la esencia de la materia a partir de piezas artesanales con cordones de gran diámetro y gomas elásticas, realizadas con materiales naturales y técnicas experimentales.
.
Otro nombre habitual de la pasarela catalana, Josep Abril, ha sido el siguiente en presentar su propuesta para la primavera-verano 2016 para hombre bajo el nombre “Between the lines”. Fiel a su estilo, el creador apuesta por tonos neutros y tejidos naturales para unos diseños que juegan al despiste como los jumpsuits que parecen conjuntos de chaqueta y pantalón o las corbatas que hacen de tirantes.
.
Antes de ceder el turno a Desigual, Sita Murt ha mostrado su propuesta para vestir a la mujer la próxima primavera-verano 2016. Una colección dominada por el diálogo entre tejidos delicados y fluidos y otros texturizados en punto para unas siluetas eminentemente femeninas que beben de la estética de los años 70 y hasta la actualidad.