MENCHÉN TOMÀS CIERRA LA SEGUNDA JORNADA DE DESFILES DE LA 080

Diseñadores
27 Jun 2019 - 00:00

Menchén Tomàs ha cerrado la segunda jornada de desfiles con “Cotton Club”, su colección para la primavera-verano 2020. Inspirada en el mítico club de jazz de los años 20 de Nueva York, la firma ha presentado su colección más musical a través de diseños en lentejuelas, seda, tul bordado y algodón. Los looks se inspiraban, por un lado, en la estética masculina de los gángsters de la época de la Ley Seca, bajo el filtro de sofisticación de la firma; y, del otro, en las siluetas femeninas fluidas propias de los años 20, cuando la mujer se liberó de estructuras para abrazar su libertad.
 
Precisamente la mujer ha sido la gran protagonista de la segunda jornada de desfiles, cuando se han presentado un total de siete colecciones en la pasarela del Recinto Modernista de Sant Pau, la mayoría de moda femenina. La jornada ha empezado con la firma emergente Killing Weekend y su colecciñon “Climb”, con la que consolida su apuesta por una moda urbana de siluetas oversize, dirigida a un público joven que no distingue entre géneros y se siente cómodo en looks sport para lucir a diario.
 
Después ha sido de la diseñadora debutante Sonia Carrasco que ha presentado la colección “33.394759,-124.969482”, que hace referencia a las coordenadas de la Isla del Plástico, en el Océano Pacífico, toda una declaración de intenciones para hacernos reflexionar sobre la sostenibilidad. Con unos diseños 100% orgánicos y reciclados, la creadora ha convencido con unos looks cómodos y contemporáneos declinados en tonos neutros como blanco, beige, khaki y azul marino.
 

 
También ha debutado en la pasarela 080 la firma invitada internacional Nous Étudions, que ha protagonizado un desfile doble: uno natural y otro futurista, aunque ambas 100% veganas. La primera parte del desfile ha sido un avance de la colección de primavera-verano 2020, inspirada en tierras áridas del planeta. Colores tierra, prendas oversize y la técnica de la deconstrucción marcan unos looks de aire masculino que se suavizan con la aplicación de volantes y el uso de tonos pastel.
 
La segunda parte era la colección cápsula que Nous Étudions ha realizado para la marca Nike. Bajo el nombre “Nous Nike” hemos visto sobre la pasarela prendas funcionales de composición tecnológica y aire vanguardista.
 
Ya por la tarde Aubergin ha abierto la pasarela con “Alter Ego”, con la que nos ha transportado al Nueva York de los años 70. Colores vivos, estampados con un punto psicodélico y prendas que alargan la silueta caracterizan una propuesta fuertemente inspirada en el streetstyle que muestra una mujer libre de personalidad única.
 

 
Después de proclamarse ganador del Premio 080 al Diseño Emergente tres veces consecutivas, Mans Concept Menswear ha vuelto a la pasarela 080 para presentar “Night in Vienna”. Una colección con la que sigue construyendo su visión propia de la indumentaria masculina, con looks basados en la sastrería clásica a la que aplica un twist contemporáneo y atrevido, ya sea con la aplicación de volantes, cuellos de inspiración arlequín o plumas. La seda y la organza son dos de los materiales estrella de una colección rica y exuberante, en una paleta más sobria de lo que nos tiene acostumbrados, que ha vuelto a seducir, y a sorprender.
 

 
La siguiente sobre la pasarela, antes del cierre con Menchén Tomàs, ha sido Txell Miras que ha presentado “Posthuman”. Una propuesta futurista basada en la ciencia-ficción que, como es habitual en ella, combina tejidos tradicionales, como denim y algodón, con materiales técnicos e, incluso, plástico.